PÁJARO DE CHINA

martes, 16 de junio de 2009

PARA MARINA Y ESTEBAN

Esteban, vos lo pediste fervientemente, acá está. El violero, un capo. La pianista, una reina. La que canta ... o dice ... o actúa ... mmmmm .... lo que no tiene es vergüenza. Pero era una medianoche hermosa, a último momento se nos ocurrió llevar la viola distorsionada y el teclado a la librería, había buenos vinos, altísima vibración y ... FIAT VD improvisó.
video

12 comentarios:

  1. Crees en las sincronicidades Mariel? Increible: ayer, después de muuuucho tiempo estuve re-escuchando la canción de Tuxedo Moon "In a manner of speaking" y ahora veo que es la canción que estás cantando (sos vos la que canta ¿no?) es esa misma. Los Tuxedo Moon me acompañaron mucho tiempo con su música y esta canción es una de las que más me llega. Es lo que tiene tener algunos añitos...
    Gracias por compartir ese momento noctámbulo, muy bueno.

    Un abrazo,

    Laura.

    ResponderEliminar
  2. Laura, sí, creo en las sincronicidades. Y sí, soy yo la que intenta cantar. Adoro esta canción y sos la primera persona que me dice que la conoce. Hay una versión "light" de Nouvelle Vague y otra electrizante de Amanda Palmer, que me pone los pelos de punta, en la que Amanda, con colitas y vestido de quinceañera, incendia el piano. Pero ésta es preciosa y también el video, con esas manos que teclean en viejas máquinas de escribir. No creo en el azar. Hacemos muy bien en estar enlazadas. Besos musicales. Mariel

    ResponderEliminar
  3. Bueno, bueno. Yo también amo esa canción (la versión de Tuxedomoon claro... la otra es absolutamente innecesaria (aunque tenga una voz soberbia y este bien arreglada). Cierto, el video original transmite algo un tanto indescriptible, esta desnudito, es de una blanqueza venenosa, jeje. No son de mi época (aunque resistan), pero el Holy Wars o el Half Mute son indispensables.

    Pero es gracias a Laura que digo esto, porque no puedo oír el video! No sé porque será, si solo me pasa a mi o es general… me quedo pues sin oírte cantar de momento (no te creas, yo también intento cantar, es otra de mis grandes aficiones… retomar la música y comprarme una cámara, jaja, se van amontonando).

    Salud!

    ResponderEliminar
  4. Stalker, el audio del video parece funcionar bien. Igualmente, no te perdés mucho escuchándome cantar, excepto la intensidad (está garantizada). El video es exactamente así: blanco venenoso, como si el material estuviese enfermo en alguna parte o no debieras acercarte demasiado por temor al contagio. Las aficiones, siguiendo con las metáforas patológicas, son virales. Te contaminan y se expanden por tu organismo, porque al fin de cuentas todas las pasiones terminan entrelazándose. Besos, búfalol

    ResponderEliminar
  5. Dios, también se me entrelazaron Stalker y Bash, ¡como las pasiones! Bash, quiero oírte cantar. Mezclemos músicas, también, aunque no sean de nuestras épocas. Las buenas, las que resisten, son atemporales. Besos, arqueólogo.

    ResponderEliminar
  6. Mariel, es para mí un honor que me confundas con Bash.

    No sé si él estará de acuerdo, pero para mí es como mi hermano pequeño, en serio. Y eso que el que aprende, siempre, soy yo...

    Sincronicidades, encrucijadas... ignoramos el complejo entramado de la causalidad, que nos atrapa en sinapsis que consideramos azar. A eso alude la ceguera más íntima.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Tuve el inmenso privilegio de ser testigo de esto. Fue ESPECTACULAR!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Lo realmente espectacular, para mí, fue que gente tan querida como vos estuviera ahí. Besos en cantidades.

    ResponderEliminar
  9. Bashtalker! Stalkhevis! Hermano, esa es quizás la hibridación que nos lleve a deshacer el mundo…

    Es todo un honor que nos confundas. Es para mí como un "hermano maestro", en serio. Y eso que el que aprende, siempre, soy yo... ;)

    SaLuz!

    ResponderEliminar
  10. Hermanos, aparearáis (y bueno, qué quieren, la conjugación litúrgica de verbos es complicadísima, siempre) vuestros nombres y os hibridaráis rizomáticamente (demos a la liturgia un toque posmoderno) y pariráis sin dolor (permítanme apartarme del martirio) un nuevo mundo que ni el bueno de Marco Polo sabría cómo describirle al Khan. Amén. Salud.

    ResponderEliminar
  11. quede impactado!!! jajaja..sos grosa mari...fue un honor estar esa noche al pie del cañon junto a vos...gracias por ser como sos...te quiero mucho..Estibenson...

    ResponderEliminar
  12. Estibenson, el honor será siempre mío. Alto violero me he agenciado. Besos distorsionados.

    ResponderEliminar