PÁJARO DE CHINA

domingo, 12 de julio de 2009

LA SEGUNDA VIDA DE ALICIA

Con la cabeza y el corazón se cruzan los puentes. Se pintan de colores y en esos colores se descansa. Los colores esfuman los miedos, espantan los fantasmas y nos hacen dueños de nosotros mismos. Solo uno sabe de qué se trata esto y lo que le hace falta. Intuyo que está en estas imágenes, Alicia. Frente a ellas el dolor retrocede y el pulso de la vida gobierna y reivindica sus dominios, renacido y definitivamente libre, sin que nada pueda detenerlo. La primera vez nacemos sin darnos cuenta. La segunda vez es nuestra obra.

video
Texto: Creía yo - Macedonio Fernández
Música: Alice - Tom Waits

5 comentarios:

  1. "La primera vez nacemos sin darnos cuenta. La segunda vez es nuestra obra".

    Me gusta mucho, Mariel...

    También el montaje de cuadros, textos de Macedonio (qué gran libro el "Museo de la novela de la Eterna, y de la niña del dolor, y de un amor que no fue sabido" (seguro que era más largo y otras sus palabras), y qué maravillosa la canción de Waits, a quien siempre he tenido una profunda admiración aunque no fui a verlo el año pasado, cuando actuó en Barcelona a un precio que equivalía a la mitad del sueldo mensual de mucha gente: tres o cuatro veces más caro que Leonard Cohen, inasequible a muchos bolsillos. Y aunque lo podía pagar, me negué.

    Pero su música me acompañará siempre por más que lamente la incoherencia de un cantante del "pueblo" sólo accesible para clases pudientes...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Stalker, hiciste muy bien en negarle tus oídos a Tom, esa noche. Coherencia stalkeriana. Mirá, hoy leí estoy de Onetti, te va a gustar (esperá que busco el diario):

    "Escribir Hambre, a la Knut Hamson, y pesar cien kilos es un asunto grave. Pergeñar endemoniados a la Dostoievski y preocuparse de los mezquinos aplausos del ambiente intelectual hogareño es motivo de desconfianza... Cuando un escritor pide a la literatura algo más que los elogios de honrados ciudadanos que son sus amigos, o de burgueses con mentalidad burguesa que lo son del arte, con mayúsculas, podrá verse obligado por la vida a hacer cualquier clase de cosa, pero seguirá escribiendo. No porque tenga un deber a cumplir consigo mismo, ni una urgente defensa cultural que hacer, ni un premio ministerial para cobrar. Escribirá porque sí, porque no tendrá más remedio que hacerlo, porque es su vicio, su pasión, su desgracia".

    Y su gracia también, podría decir.

    Besos de tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  3. Ya hablamos en su día del tema Stalker. Hiciste bien, absolutamente. Cada día pedirán mas… a la mierda.

    Hablando de Borges.

    Si fuera Robinson Crusoe yo creo que escribiría en mi isla, sin pensar en lectores

    ResponderEliminar
  4. Bash: A la mierda, sí, en todos los idiomas. No dudo de que escribirías en tu isla. Pero quizá en algún momento te urgiría el deseo de conectar, de enlazarte con otros mediante la escritura. No lo sé. A veces pienso que uno escribe siempre acerca de sí mismo y siempre para los otros, para ser leído. Porque se escribe a partir del deseo y el deseo implica la existencia de una necesidad. La necesidad de hacer contacto, supongo.

    Besos en conexión.

    ResponderEliminar
  5. No sé si la segunda vida es nuestra, lo que sí sé es que se siente, se duele, se trabaja, se llora,...y todo a conciencia, lo cual en sí mismo, es casi una sentencia, aunque no sepamos muy bien de qué, o de quién, o por qué.
    Así, que está muy bien pintar esos puentes de colores, y bañarse en bolas en el balcón mientras se escucha a Battiato. (¡Lo que me ha costado, enlazar el video!). ¡Claro..., te aprovechas de que allí es verano, y no quiero ni pensar en lo demás! ¿Te llevarán presa, por querer empaparte de lluvia, beberte su fuerza, sentirte pequeña -o grande, según se mire,- y disimular las lágrimas, mojada la cara de infinitud? Benditos tus pájaros sueltos entre la vida y tu belleza, que marcan un antes y un después en el territorio inédito de mi existencia.
    Te abrazo, y no te suelto.
    (Si te ahogas, llama a la policía, si no, ni modo)

    ResponderEliminar