PÁJARO DE CHINA

jueves, 31 de diciembre de 2009

XII.


Entramos en la cuenta regresiva.
Impuesta
por la jaula temporal del calendario.
Te digo que la abro,
suelto el tiempo y lo cuento
en forma descendente
cada medianoche de todos los dias.
Tal como lo establece la numerología.
Pero no.
Disuelvo las unidades de tiempo
en mi garganta. Y me suelto a mí misma.

La cuchara en mi boca.
Los pies en movimiento.
Lavarme la cara
con agua.
Mi voz emancipada,
dirigida en el aire
por el cuenco resuelto
de mis manos.
El pecho liberado.
Haber aprendido a respirar.
Comerme las guirnaldas,
los muérdagos y las lamparitas.
Transcurrir la vigilia
electrificada.

Soñar con explosiones en mi espalda
que deshacen los mandatos
vampíricos.
Recoger el legado
de quienes me harán buena.
Custodiar los bordes temblorosos
de tu constante y callado corazón.

Correr en el museo, de entusiasmo.
Detenerme en la calle, fascinada
por un perfil de efigie, de medalla.
Que los perros me metan su lengua
hasta el esófago.
Hipnotizar a los lobos
con una ramita calcinada.

Treparme al árbol de los frutos
prohibidos.
Robarlos. Masticar hasta el cabo.
Mi tarea no será recordada.
Mi casa será ruina.
Mi cuerpo, hueso
en este flujo voraz e incomprensible.

Debo pintar.
Trazar mis líneas tribales.
Hacer musicalmente la tarea.
La provisoriedad es
irrelevante.

Que puedas ver
colores.
Salidos de tu pecho.
Ay, cuánto papel.
Cuántos escaparates.
Soplarlo todo,
soplar toda la noche.
Hasta que queden
los colores
verdaderos.

19 comentarios:

  1. Tu tarea será recordada siempre, queridísima Mariel. Quien siembra belleza, cosecha recuerdo.

    Te deseo un magnífico 2010 y agradezco al 2009 haberme dado la posibilidad de conocerte.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Querida amiga:

    FELIZ AÑO NUEVO
    QUE LA VIDA TE OFREZCA
    LO SUFICIENTE

    Tu Víktor

    ResponderEliminar
  3. Feliz año, querida Mariel. Qué bueno que el 2009 me trajo "tu voz emancipada. Petons.

    ResponderEliminar
  4. Disculpame mi linda:
    Tu tarea, al menos yo, la recordaré siempre.
    Contemos juntas para atrás y luego para adelante, que lo mejor está por venir!
    Un grande bacio per te

    ResponderEliminar
  5. Un abrazo fuerte con miles de cositas buenas para tu corazón constante. Y
    Esto, que lo escribí esta mañanita:
    "Debemos rendirnos a la evidencia:
    estamos dando vueltas en redondo".

    ResponderEliminar
  6. Felicidades a vos y a los tuyos, reina total de la palabra. Un abrazo con pasión verdadera.

    ResponderEliminar
  7. Feliz año, Mariel y a buscar nuevos verdaderos colores con la querida Cindy
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Siempre los verdaderos colores, que nos soplen y revienten el pecho.

    ResponderEliminar
  9. Ya me tengo cansada a mi misma por reiterativa y hasta parece que lo hiciera a propósito. Es como cuando mi vieja me decía todos los días cuando era chica que era la niña más hermosa del mundo. Tanto me lo decía que jamás le creí. Por eso no quiero abusar de los elogios pero, como dije antes, me resulta inevitable decirte una y otra vez que cada frase tuya me lleva en cuerpo y alma a un lugar más profundo de mí misma. Y juro, por lo que más quiero en este mundo que puedo contar con los dedos de una mano los que son capaces de hacerme sentir así.

    ResponderEliminar
  10. No sé si todos los colores son falsos por definición lógica, por imposición física de la materia o designio del dios que nos expulsó (y nos expulsa) del paraiso. Pero es lo que nos queda. Yo he descubierto este año los colores. No es que no los viese antes, claro, pero me refugiaba en la ceguera. Se está bien en la ceguera. Este año he decubierto colores y me he enamorado de las grisallas. No ha sido mal año.

    Menos lo del beso con perro - lo tuyo es amor canino - me hundo en tus imágenes, me coloco (o embriago) en los rincones que signan tus versos.

    No sé si es verdad que "la provisoriedad es irrelevante" pero si tú lo dices comulgo con la hostia de tus palabras. Devoción para empezar el año. Mola.

    Otros mil besos para ti y para los perros ( y el otro de las fotos). Feliz año también para los que pasean por esta blog y que, como los demonios antes de ser expulsados, dicen que son legión ( y a veces tuercen el cuello 180 º)

    Mua, mua..

    ResponderEliminar
  11. El sonido de las lamparitas, masticándolas, es algo que no cambiaría tan facilmente, no...

    Buen año, Pájaro-

    ResponderEliminar
  12. Terminas el año con un hermoso poema. Como es tu costumbre, escribir letras llegadoras.
    Gracias al 2009 porque me permitió conocerte.
    Esperando que en el 2010 sigas escribiendo y dándote.
    Muchas felicidades.
    Recibe abrazos.

    Graciela

    ResponderEliminar
  13. Enemigos del tiempo o sus voceros
    no conocemos la finalidad
    o acaso es tan inmensa
    tan intensos sus designios
    que en ella estamos inmersos.

    ResponderEliminar
  14. Y que en medio de tantos colores, cuando te mires al espejo, ahí, ahí adentro de tus ojos, por fin te veas.

    ResponderEliminar
  15. Tu voz-caleidoscopio, Mariel, tu detector de la autenticidad y la caducidad; colores, como banderas del alma... Acercarme al Pájaro, de las mejores cosas que me había de deparar el año que se fue. Acercarme a la persona, a la amiga, de esas cosas especiales que te da la vida. Feliz año, amiga. Proclamo mi deseo irreductible de permanecer a la vera de las gafas-chinas para seguir descubriendo el mundo...

    Un beso gigante.

    ResponderEliminar
  16. Buenísimo. Con un "Mi vida en América" cada dos días, mi vida es mucho más feliz.
    El otro día ví a Cyndi en una serie de Fox. Sigue teniendo toda la onda tu ídola kabuki.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  17. Van tus palabras segando lo cotidiano.
    Lo cortan, lo muelen, lo pulen, lo amasan...
    Al final, tenemos entre las manos un haz de versos que nos explican a nosotros mismamente, como una catarsis inesperada, donde los colores resplandecen.
    Un abrazo, gracias, Mariel, por tu belleza.

    ResponderEliminar
  18. Qué placer encontrar este blog, doctora. Desde la Patagonia Rebelde, te sonrío con la copa de mi imaginación en alto y brindo por todos los buenos momentos que suman a la felicidad.

    ¡Feliz 2010!

    ResponderEliminar